Bitácora de Vuelos y Actividades

Por Maxi Laina y Joaquín Ezcurra

En el marco de la inauguración del proyecto artístico / cultural Franja del Río, Aerocene llegó en Rosario para realizar una actividades y vuelos Aerosolares.

Junto a un grupo de artistas locales, se construyó un enorme Museo Aerosolar y se realizaron vuelos en la costa del río Paraná, firmando en el aire nuestro compromiso hacia un futuro libre de combustibles fósiles.

Miércoles 10 de abril

Continuamos el armado del Museo Aerosolar en uno de los Galpones de Franja del Río, ideal por sus grandes superficies para esta tarea. Avanzando a buen ritmo gracias la invaluable ayuda de un grupo de artistes Rosarines que cortando y pegando bolsas, entre mate y mate, le dieron forma a un enorme paño hecho a partir de bolsas de plástico recilcadas. Nuestro coordinador de Museo Aerosolar, el psicólogo Lic. Eduardo Marengo hizo un gran trabajo en mantener a este grupo unido y motivado.

Viernes 12 de abril

A las 7am comenzamos a inflar los globos Aerocene, con una leve brisa proveniente del este de 6,8 km/h, medida por Camille con nuestro nuevo anemómetro. El amplio parque entre los galpones de Franja del Río y el Centro Cultural de España fue nuestro Aeroceno-puerto elegido, ideal para correr en equipos y llenar de aire nuestros globos. Durante la mañana volamos tres globos Aerocene, y quedamos maravillados con el armónico baile que realizaban en conjunto al compás de los ritmos de la atmósfera. Sintonizamos nuestros sentidos con la atmósfera, flotando en el aire sobre el río Paraná sin dejar huellas en la Tierra.

A las 3pm nos reunimos con el grupo de artistas Rosarinos que estuvo participando durante varios días en la construcción del Museo Aerosolar. Finalmente llega el día que todes estábamos esperando! El ensamblado final, y posterior inflado guiado por Eduardo Marengo y filmado por Maxi Laina. Acordamos ensamblarlo al aire libre, y así, mientras las zapatillas sujetaban nuestro lienzo reciclado, fuimos doblando y pegando hasta llegar al esperado tetraedro.

Si bien casi ya no había sol, a eso de las 7pm decidimos inflar nuestro Museo Aerosolar. Fue un éxito rotundo, y como teníamos algunas linternas a mano, docenas de niños y niñas se acercaron a participar de este juego de sombras y luces, en un momento mágico.

Sábado 13 de abril

A la mañana siguiente nos propusimos llegar para el amanecer, así que a las 6.30am ya estábamos inflando los globos. Era el primer dia de vuelo del Museo Aerosolar Rosarino y nos intrigaba saber cómo iba a volar. El sol saliendo por el este, desde la orilla opuesta del Río Paraná nos encontró con los globos inflados y ya queriendo despegarse del suelo.

Durante el resto la mañana disfrutamos de vuelos apacibles y tranquilos, con los globos volando relativamente cerca del suelo y dibujando con un GPS los Aeroglifos, firmas  en el aire para abrir la Convención del Aire de los Comunes: un Acuerdo Trans-nacional Aerosolar declarando nuestro preocupación particular: la descarbonización del aire, manifestando la voluntad por un mundo libre de fronteras, establecidas por el régimen de combustibles fósiles.

A la tarde fue nuevamente la hora del Museo Aerosolar, que lo instalamos en un lugar de mucha circulación del público que visitaba las actividades de la inauguración de los Galpones de Franja del Río. Nos propusimos darle la oportunidad a la mayor cantidad de niños y niñas de entrar al Museo y vivirlo desde adentro. Fue un éxito inmediato, y en pocos minutos había una fila para entrar al Museo, mientras que desde adentro se escuchaban pequeños gritos de alegría. Algunos niñes saltaban sin parar y corrían de un lado a otro de esta efímera arquitectura inflable y reciclada, mientras que otres, contemplativos, se tiraban en el suelo y observaban el tetraedro con sus inscripciones desde adentro. Alejandro Ortigueira, con su cámara en mano, capturaba estos momentos con respeto y cierta alegría contagiada.

Domingo 14 de abril

Este domingo sucedió un hecho especial. Llegamos a Franja del Río a las 9am y nos encontramos con escenario poco común: la atmósfera estaba quieta, casi no había un gramo de viento! Demás está decir que estas son las condiciones ideales para los vuelos con globos Aerosolares. No perdimos el tiempo y en pocos minutos teníamos tres globos volando, pero específicamente uno, especialmente equipado. Este globo fue provisto de una cuerda especial, más resistente y extensa, y una plataforma hecha artesanalmente para sostener dos cámaras GoPro. Pensábamos que quizás podríamos llegar mas alto, y efectivamente, este globo superó los 300 metros de altura, con una atmósfera quieta que propiciaba volar en este rango manteniendo nuestros estándares y protocolos de seguridad.

Luciano González Perlender, dronero profesional, aprovechó para hacer una espectacular toma de video en 360 grados del globo flotando en el aire a esa altura. Mientra el globo flotaba en un océano de aire, sobre el río Paraná en Argentina, pensábamos: ¿Cómo podemos encontrar nuevas formas de reimaginar la política de la atmósfera, desafiar las fronteras nacionales y encontrar soluciones creativas para nuestro entorno común? Este momento sublime, quizás fue tan solo un atisbo poético de acercarse a esta pregunta, que no obstante, en medio del antropoceno, sigue siempre presente.

Si te gustaría experimentar con los Aeroglifos que creamos en Rosario, los ponemos a tu disposición para que los bajes. Solo necesitás el programa Google Earth en tu compu, y al hacer doble click en el archivo se abrirá la trayectoria del globo.

Equipo Aerocene Rosario

Maxi Laina > Dirección

Vero Fiorito > Producción Ejecutiva

Gerardo Agudo > Producción General Franja del Río

Joaquin Ezcurra > Producción Aerocene

Eduardo Marengo > Museo Aerosolar

Camille Valenzuela Paravic > Jefa de producción

Alejandro Ortigueira > Fotografía y cámara

Luciano Gonzalez Perlender > Piloto Drone

Gonzalo Santiso > Editor de video

Martin Manzur > Banda sonora

Joni Morabes > Asitente de Producción Rosario

Alice Lamperti, Camilla Berggen Lundell, Gwilym Faulkner, Erik Vogler > Aerocene Team Berlin

Este proyecto fue posible gracias al apoyo de

logo-santa-fe-cultura